Punta del Fangar - Delta del Ebro
El Faro del Fangar
2 mayo 2018
Mostrar todo

Sot de Chera

Sot de Chera

Agua y Tierra de emociones

Sot de Chera, al sur de la comarca de Los Serranos, fue declarado Parque Natural y Municipio Turístico en el año 2007. Su altitud es de 345 m. sobre el nivel del mar, a 67 Km. de Valencia y a 30 Km. de Requena. Se accede por la CV-35 Valencia-Ademuz, tomando el cruce con la CV-395 (Requena-Villar del Arzobispo).

Se encuentra asentado prácticamente en su totalidad sobre calizas jurásicas y cretácicas muy fracturadas, enclavado en el interior del conocido Valle de la Alegría en la comarca de Los Serranos. Un valle excavado y labrado por el río Reatillo que atraviesa el corazón de la población, aunque con el nombre de Sot. Y es que el río Reatillo es especial, tiene dos nombres. En su primer tramo, desde la Sierra del Negrete hasta Chera, (en la comarca de Requena-Utiel), se le conoce como Reatillo. Sin embargo, en el tramo que va desde el embalse del Buseo al paraje de Las Fuentes, ya en Sot de Chera (de nuevo en Los Serranos) se lo conoce como Sot. Después de atravesar el Parque Natural de Chera-Sot de Chera desde el suroeste al nordeste, el río prosigue su curso hasta las inmediaciones del Balneario de Fuencaliente, en Chulilla, donde sus aguas mueren en el Turia.

Su caudal está regulado por el embalse de Buseo. Sus aguas son limpias y nítidas porque la mayor parte de su recorrido discurre por lugares deshabitados. Recibe los principales aportes de los barrancos de la Hoz, de Malén, del Agua, de la Ermita, de la Arcolla y de Ropé. Los diversos cursos fluviales presentan varias cascadas de singular belleza y considerable altura, que aquí reciben el nombre de “chorreros”.

Sot de Chera - Castillo

Hay pocos pueblos y ciudades que pueden presumir de lucir en su nombre el nombre de un río, y menos de uno que con dificultades alcanza los 12 kilómetros. Este afluente del Turia nos ofrece uno de los paisajes más espectaculares con los que nos podemos encontrar en la provincia de Valencia.

La particular geología de Sot de Chera crea un paisaje de singular belleza, impresionantes plegamientos de las rocas calizas se suceden por la garganta del río. También contrafuertes como El Morrón, un promontorio rocoso de 548 metros de altura a cuyos pies se asienta el pueblo de Sot de Chera.

En el núcleo de la población se alza majestuosa La Torre de Sot de Chera del siglo XI, vestigio de la dominación morisca de estas tierras. Está registrada en el inventario de Yacimientos Arqueológicos de la Comunidad Valenciana como una torre de vigilancia de cronología medieval, teniéndose también constancia de hallazgos esporádicos de cerámica de época romana, así como de algún elemento numismático.

La Iglesia se sitúa en una parte del casco antiguo de la población. Con su fachada principal a la calle San Sebastián y una puerta lateral a la Plaza Juan de Juanes. Se trata de una iglesia del s. XVII, de concepción neoclásica compuesta por una sola nave central cubierta con bóveda de medio cañón con lunetas. Tiene capillas laterales entre los contrafuertes y coro sobre la puerta de entrada. El campanario exterior, es de planta cuadrada, de un cuerpo con remate de doble edículo, alberga cuatro campanas. La cubierta general es a dos aguas con teja cerámica.

Sot de Chera - La Canal

Gran parte de la historia de estas tierras nos la cuenta su paisaje. Las ruinas de primitivas acequias de origen árabe como las del acueducto de La Canal, nos revelan que gran parte de la agricultura de nuestros antecesores almorávides se basaba en el cultivo de regadío en la vega del río. A través de estas canalizaciones se suministraba agua a las huertas, donde se sembraban indistintamente cultivos de regadío junto a otros que hoy son de secano.

En el término municipal de Sot de Chera, dado lo abrupto del terreno abundan los manantiales, contando el término con 52 nacimientos.

A pocos metros del núcleo urbano donde cruza el río, este se embalsa formando piscinas naturales aptas para el baño de turistas y vecinos, este tramo se le conoce como Charco El Gruñidor.

Del Charco El Gruñidor, atravesamos el puente y a escasos 100 metros nos encontramos con la Fuente del Tío Fausto, a la sombra de una agradable chopera. Se trata de un área recreativa muy visitada durante todo el año. Frente a la fuente hay un conjunto de mesas con bancos de piedra. Aprovechando el paso del río Sot por esta fuente, se ha embalsado 300 metros de su curso formando una piscina natural que hacen de la Fuente del Tío Fausto un lugar ideal para disfrutar del entorno y de las aguas del río Sot.

Unos metros más adelante un centro de turismo rural llamado ‘El Cerrao’ (GeoNatur) con un albergue para actividades y campamentos para colectivos y grupos escolares. También el restaurante, donde te ofrecen calidad en un entorno inigualable con menús de fin de semana y también menús por encargo. Damos fé de su buena cocina y servicio.

Sot de Chera - El Anticlinal

Y unos metros más, lo que se conoce como ‘El Anticlinal’. Un bello lugar de gran interés geológico, por tratarse de un pliege de estratos de roca formado por esfuerzos tectónicos originados durante el plegamiento alpino, en el que los inferiores son más antiguos que los superiores. Sin embargo por presentar una fractura en el punto de máxima curvatura, se podría denominar ‘Kink Band’ (‘Kink band’ es un término geológico que se refiere a una estructura singular de plegamiento, la cual se caracteriza por una disposición de capas de roca en zig-zag, con tramos rectos y ángulos definidos entre ellos).

Se hacía tarde y queríamos pasar por Chera. En el término de Chera hay más de 1.000 cavidades catalogadas, de las cuales hay unas 20 simas con atractivos suficientes para los amantes del mundo subterráneo, quedando todavía algunas de ellas por explorar. La más profunda de todas es la sima de la Arcolla que presenta un pozo de 57 metros de caída, pero no, nosotros queríamos visitar El Chorrero y las Cuevas de la Garita.

‘Muy Interesante’ le publicó una fotografía a Fernando de El Chorrero y queríamos comprobar cómo seguía aunque a esa hora no le daba ya el sol y los colores no son lo mismo como pudimos ver. Es un lugar que vale la pena visitar, esta vez apenas caía un mínimo chorrito de agua.

Chera - El Chorrero

La ruta está protegida con barandillas de madera hechas para recorrer el paraje. Aquí se produce una dispersión, puesto que hay muchas alternativas en el frente lleno de cuevas. Es un conjunto de formas caprichosas hechas con travertinos, que es una roca sedimentaria esponjosa, formada por la precipitación de carbonatos de calcio formado en un medio acuoso, creados por bacterias, musgo y restos vegetales.

La cascada está en el medio. Aquí en Chera se llama “La Chorrera”. A sus pies, un puente de madera une los diferentes recorridos que se pueden hacer a los dos lados. El nombre del Cuevas de la Garita le viene de la torre de vigilancia árabe, de la que quedan restos en la parte superior. Arriba también está La Cueva del Fundador, donde vivió el ‘Hermano Vicente Jordá’ constructor de La Ermita en 1681. Allí arriba también están los restos del castillo musulmán, fortaleza almorávide del XII.

En Sot de Chera y también en Chera hay mucho para caminar y descubrir, son de esos lugares idóneos para hacer de la naturaleza la mejor apuesta para la diversión. Sin duda volveremos y os seguiremos contando.

Galería de imágenes de Sot de Chera y Chera

Mª Carmen Izquierdo
Mª Carmen Izquierdo
Administración de Condelmed, S.L., empresa de Marketing y Comunicación especializada en Internet. Diseño - Programación Web y Marketing SEO-SEM - Elaboración y gestión de contenidos - Redes Sociales...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies