Fotografía sobre la Torre de Espioca
Artículo sobre la Torre de Espioca
10 marzo 2017
Bosque de Oma, arcoíris de Naiel
Bosque de Oma
22 marzo 2017
Mostrar todo

Calçotada Vasca

Calçotada Vasca

Cada día son más populares los calçots fuera de Catalunya y la verdad es que quien tiene el placer de haber disfrutado de una de ellas sólo quiere que repetir la experiencia. Nosotros tenemos la suerte de haber realizado varias calçotadas con nuestros amigos Jordi, Bea y su hija María; Núria, Joan Mª y sus hijos Jordi, Magí y Jan y ya tenemos ‘mono’ de volver a repetirla. No es que sea adictiva en sí, solamente que es un placer disfrutar de un día especial, juntos.

En esta ocasión Mª Carmen y yo nos encontramos pasando unos días en la casa rural País Vasco Merrutxu, exactamente en pleno Urdaibai (reserva de la Biosfera) con nuestros amigos Koldo, Arantxa, Garazi y Goizane, junto con Vicente y Virginia. Es marzo y ya estamos en plena época de calçotada… y ¿por qué no una ‘calçotada vasca’ para pasar un rato estupendo…? pensado y hecho.

Calçotada Vasca

La verdad es que esto se planificó antes de salir y compramos unos cuantos kilos de calçots en Valencia, así como el romesco (salsa idónea para la calçotada). Para el fuego, qué mejor que los sarmientos de los viñedos de Merrutxu, procedentes de viñas de donde elaboran uno de los mejores txakolis de Bizkaia. Vamos con la experiencia.

Lo primero, como toda gran fiesta merece, además de la compañía, nos acopiamos de todo aquello que vamos a necesitar, pero con una gran salvedad… estamos ante una ‘calçotada vasca’ y esto implica una fusión de culturas, tanto catalana como vasca, je, je. Txorizo (Chorizo), odoloste (morcillas vasca), callos, morro,… guindillas vascas,… unas chuletitas y como aperitivo en esta barbacoa unos cuantos manojos de calçots… varios kilos. Todo ello ‘regado’ con Txakoli Merrutxu… y como colofón Pacharán al gusto con un pastel vasco delicioso a base de crema pastelera con toque de amaretto.

Para el fuego, como hemos adelantado, utilizamos los sarmientos procedentes de las podas de los viñedos a pie del agroturismo del Caserío Merrutxu, donde nos encontramos alojados y donde también se encuentra la bodega en la que se elabora el Txakoli Merutxu, con las variedades de vid Ondarrabi Zuri, innegociable su presencia y ligada eternamente a las características innatas del txakoli, además de Munemahatsa, variedad autóctona generosa como ninguna otorgando el lloro de los racimos.

Calçotada Vasca

‘Kaltsotada’ Vasca

Ya no hablaremos de una ‘calçotada vasca’ sino de una ‘kaltsotada vasca’. Ya veréis por qué.

¡Vamos Garazi, Goizane, Fátima! que empieza la ‘kaltsotada vasca’. Bueno, la verdad es que creo que el más entusiasmado era yo y tengo que reconocer que por dentro estaba muy nervioso ya que es la primera vez que hacía una calçotada, siempre la han hecho mis amigos de Tarragona y tenía que aguantar el tipo como si fuese un especialista. Hacemos el fuego, nos peleamos con la barbacoa y montamos la parrilla como ‘verdaderos profesionales’.

Durante la primera tanda de calçots las primeras dudas: que si están muy quemados, que bájalas, más al fuego, que dale ya la vuelta que sale liquidito, que si esto… que si lo otro, ¡joder que tensión! ¡Si nadie tiene ni idea, que dejen trabajar a quien mejor disimula que la tiene!

Bueno, gracias al Txakoli Merrutxu todo empieza a ir bien e incluso Garazi y Goizane empiezan a decir que huele muy bien, que tiene buena pinta… en definitiva era un síntoma de recuperación del entusiasmo perdido, je, je.

Calçotada Vasca

Terminadas las diferentes tandas de calçots, envueltas en sus correspondientes hojas de periódicos, pusimos a torrar las odoloste (morcillas vasca), el Txorizo (Chorizo),… y todos a disfrutar, según Koldo y Arantxa de la ‘Kaltsotada Vasca’, e incluso les gustaba tanto que empezaron a cuestionar que su origen no fuese de Bizkaia. Reconozco que a Mª Carmen y a mí nos emocionaba cuando veíamos el entusiasmo en las caras de todos cuando estiraban de la base del calçot y les salía toda la parte interna blanca, tierna y jugosa que llevaban a la boca tras untarla en el romesco.

Todo un éxito y ya ha quedado institucionalizado en concepto de ‘Kaltsotada Vasca’. Quién sabe si dentro de poco rivalizará con la guindilla vasca o los pimientos de Gernika.

Fernando Cuenca
Fernando Cuenca
Director Comercial de Condelmed, S.L., empresa de Marketing y Comunicación especializada en internet. Diseño - Programación Web y Marketing SEO-SEM - Elaboración y gestión de contenidos - Redes Sociales...

1 Comment

  1. turismo rural ademuz dice:

    He estado buscando un poco por posts de alta calidad o entradas en blogs sobre estos temas. Explorando en Google por fin encontré este sitio web. Con lectura de esta articulo, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este sitio web y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies